lunedì 9 gennaio 2012

critica de mariana benitez, curadora de arte, cuba



Fuerza y pasión se mezclan en especial contraste para revelar la grandeza del cuerpo femenino.


La mujer como centro de creación de este artista que nos muestra con desenfado obras que para muchos pudieran resultar solo mero arte erótico, pero va más allá de mostrar exotismo, se encarga este hombre de captar la esencia, el espíritu de sus musas.


Mujeres de todos los tiempos, mujeres disímiles toman vida frente a la pupila creativa de este pintor contemporáneo.


Colores cálidos, líneas vivaces recorren una y otra vez para dar forma a estas gestoras de belleza.